Lavado de Activos: Caso Ecoteva

Investigación judicial incluye también a su esposa Eliane Karp y a demás implicados en caso de presunto lavado de activos

ecoteva edif

 

Mario Mejía Huaraca
Redactor de Política
@mariomejiah

Rodrigo Cruz
Periodista
@rcruza

 

Once días después de que acabara la primera vuelta electoral y de que se confirmara que Perú Posible, partido del ex presidente Alejandro Toledo, ha perdido su inscripción, el juez Abel Concha Calla decidió abrir proceso contra el ex mandatario por el presunto delito de lavado de activos, en el llamado Caso Ecoteva.

Junto a Alejandro Toledo, serán procesados por el Caso Ecoteva como coautores de este delito su esposa Eliane Karp, el empresario Josef Maiman, el abogado David Eskenazi, su ex asesor en temas de seguridad Avraham Dan On y el hijo de este último, Shain Dan On. La fiscal Manuela Villar los acusa de haber introducido dinero ilícito al país vía empresas de fachada para adquirir costosos inmuebles.

En su resolución de ayer, el juez Concha decidió que las empresas Ecoteva, Ecostate y Ashdan, presuntamente formadas por indicación de los procesados en Costa Rica, también sean incluidas en el caso. “Existen suficientes elementos y mérito para continuar investigando a Alejandro Toledo”, dice la resolución de Concha, a cargo del Juzgado Penal 16 de Lima.

La lectura del fallo comenzó a la 1 p.m. y se prolongó cinco horas. No estuvieron el ex mandatario ni ninguno de los acusados. Solo los abogados de las partes, la fiscal Villar y la procuradora en casos de lavado Janet Briones.

La única acusada que no fue incluida entre los procesados fue Eva Fernenbug, suegra de Alejandro Toledo, dado que en enero el juez Manuel Céspedes declaró a su favor un hábeas corpus que la excluyó de la investigación fiscal. Por ello, Concha se reservó un pronunciamiento contra Fernenbug.

La resolución de ayer significó también el cierre de un capítulo que empezó hace tres años, cuando se conoció que la suegra de Toledo, una señora de más de 80 años que reside en Bélgica, compró dos inmuebles: una casa en Las Casuarinas y una oficina de lujo en Surco, por casi US$5 millones, como presidenta de la ‘offshore’ Ecoteva.

Además, esta empresa fue utilizada para pagar las hipotecas de las casas que el ex presidente tiene en la urbanización Camacho (Surco) y en el balneario de Punta Sal (Tumbes). Por ambas transacciones se desembolsaron cerca de US$500 mil.

Según la fiscal, Ecoteva fue creada con la venia de Alejandro Toledo y el dinero que utilizó provendría de actos de corrupción durante su gobierno (2001-2006). Lo mismo habría sucedido con las firmas Ecostate y Ashdan, que también manejaron importantes sumas de dinero.

La magistrada Villar sostuvo que en febrero del 2003, durante el gobierno de Perú Posible, el ex mandatario junto al empresario  Maiman crearon una ‘offshore’ en Panamá que, tiempo después, abrió una cuenta en el banco suizo LGT. Desde ahí, según la magistrada, se habrían dirigido los fondos para Ecoteva y Ecostate.

La fiscal señaló que uno de los posibles orígenes del dinero habría sido el pago de presuntas coimas de las constructoras Odebrecht y Camargo y Correa por la construcción de los tramos 2, 3 y 4 de la Interoceánica.

—Defensa apelará—

Luciano López, abogado de Alejandro Toledo, mostró su rechazo frente a este fallo y lo calificó de arbitrario. “Siento que he venido por gusto”, dijo en su intervención. Afirmó que las 180 páginas de la decisión solo incluían la denuncia fiscal y la parte resolutiva, mas no la posición de la defensa.

“El Ministerio Público no ha probado indicios razonables sobre el origen ilícito de los fondos. Documentos del sistema financiero suizo prueban fehacientemente que el dinero es del Sr. Maiman”, indicó López, en un comunicado a los medios.

Los procesados apelaron el fallo. El juez Concha dijo que la audiencia se retomará el próximo miércoles, para definir qué elementos se investigarán en esta nueva etapa de instrucción en el Poder Judicial.

 

Fuente: Web El Comercio - 22/04/16